El nombre la población santandereana fue tendencia en redes este sábado por cuenta del panel publicitario que instalaron contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez, la cual fue acompañada con un mensaje en el que se lee: “Sabemos quién dio la orden. Y en Barrancabermeja exigimos justicia”.

El cartel menciona que el exsenador está detenido por soborno en actuación penal y fraude procesal, cargos que le atribuyó la Corte Suprema de Justicia, y en la imagen también están unas figuras de color oscuro que representarían a militares.

Pero lo que más generó polémica fue una frase en la que se dice que “no es persecución política” el hecho de que el senador esté siendo procesado, pues allí se lee que “tiene ese número (de preso) por bandido”.

Esta afirmación abrió un debate entre partidarios del político y aquellos que no simpatizan con él, sobre todo cuando se supo que la valla fue instalada con autorización de la Unión Sindical Obrera (USO).

De hecho, Edwin Palma, director de la USO en Barrancabermeja, compartió la imagen en su cuenta de Twitter y dijo que esa ciudad “no es uribista”.

“[…] Los trabajadores menos. Nuestra ciudad es víctima del uribismo. Y queremos paz, justicia, reparación y no repetición”, agregó Palma en el trino, y explicó que la subdirectora del gremio sindical fue la que instaló la valla.

Si bien el excongresista no se ha referido a este tema, seguidores y simpatizantes suyos acudieron masivamente a las redes para defender al hombre al que todavía consideran como “presidente”, y hasta publicaron fotos de vallas que han sido instaladas en varios puntos del país en defensa del que fue el senador más votado de Colombia.

Además, recordaron el episodio de vandalismo de la semana pasado en Barranquilla, en donde un grupo de personas destrozó una valla que habían instalado a favor de Uribe, como registró el Ojo Vallenato.

Pero en la otra orilla política de las redes se hicieron sentir los detractores del expresidente, que compartieron masivamente la imagen y le brindaron total respaldo a Palma y los dirigentes sindicales que montaron esa valla allí.