La Personería de Bogotá abrió indagación preliminar a funcionarios de la alcaldía local de Teusaquillo por la pérdida del expediente que había ordenado la demolición del puente peatonal que conecta las etapas I y II del centro comercial Gran Estación, informó la entidad en un comunicado.

“El pilote que lo sostiene está encima de un antejardín. Ellos nunca obtuvieron la licencia para poder construir”, manifestó Luisa Fernanda López, alcaldesa de Teusaquillo, a Noticias Uno.

“Si no tenemos expediente no se puede ejecutar la sanción impuesta”, expresó Carmen Castañeda, Personera de Bogotá, en el noticiero.

Desde el 28 de agosto del año 2013, la alcaldía de Teusaquillo declaró como “infractor de las normas de obra y urbanismo” a los responsables de la construcción, dijo el ministerio público en el boletín.

Luego de un recurso de reposición, interpuesto en abril de 2014 por los infractores, la alcaldía de Teusaquillo mantuvo la orden, pero concedió la apelación. Más adelante, en julio de 2016, el Consejo de Justicia “confirmó la decisión y esta quedó ejecutoriada en septiembre de 2016”, señaló la Personería en el comunicado.

En mayo de 2018 se impuso una multa por renuencia al cumplimiento de la medida de demolición, es decir, porque el puente seguía en pie. Dos meses después de eso, el expediente desapareció y se formuló una denuncia ante la Fiscalía, agregó la Personería.

La alcaldía local impuso una multa de 152 millones de pesos al centro comercial por incumplir el fallo, e indicó en el informativo que se abrió un comité de conciliación entre las partes. Sin embargo, la decisión de demoler el puente sigue en firme, tal y como se había estipulado desde el año 2013.

Hasta el momento, Gran Estación no se ha pronunciado respecto al informe de la Personería de Bogotá.