Luego de analizar esos testimonios, cabe recordar, el Ministerio Público anunció hace una semana que abrió indagación preliminar a la general Juliette Giomar Kure Parra, que para el momento de los hechos ejercía como directora de la Escuela de Cadetes General Santander y al entonces director Nacional de Escuelas general Carlos Enrique Rodríguez.

Según difundió Blu Radio, la mayoría de ellos coincide en que ese día los protocolos de seguridad presentaron varias fallas y que hasta parte de las instalaciones estaban dañadas; en especial la puerta por la que entró la camioneta con los 80 kilos de pentolita, que le quitó la vida a 22 cadetes.

La emisora reveló los apellidos de esos policías, el puesto que ocupaban y la labor que cumplían ese día. Estos son:

– Auxiliar de Policía Guerrero: contó que el vehículo entró a las instalaciones por la puerta que ellos llaman ‘Halcón 14’, mientras él estaba diligenciando una minuta en la recepción y que para ese momento no se recibió ninguna alerta sobre una amenaza. Entre las primeras fallas, el uniformado reveló que “el espejo para ver por debajo de los vehículos se dañó dos meses atrás”.

– Auxiliar de Policía Campuzano: cuando recibió turno tenía la orden de “permanecer alerta en el servicio y de estar pendientes de los vehículos que no fueran de la Escuela”. También aseguró que el vehículo entró por ‘Halcón 14’, entrada cubierta por una cámara de seguridad y que solo tiene autorizado permitir el ingreso de vehículos pesados y de los que no pertenecen a la Escuela.

Otra falla revelada por este uniformado fue que “la reja llevaba tiempo dañada y por eso ese día se colocaron cuatro conos para que salieran los vehículos”. Además, dijo que su compañero Buitrago dejó “los conos a un lado para no estar quitándolos y poniéndolos”.

Este auxiliar también indicó que “aunque la Escuela de Cadetes tiene cuatro guías caninos, ‘Halcón 14’ no tiene ninguno”.

– Auxiliar de Policía Polanía: observó el recorrido del carro bomba cuando revisó las cámaras y coincidió en que “la puerta de acceso vehicular de ‘Halcón 14’ se había dañado y que el espejo de verificar vehículos estaba roto”.

– Intendente Pantoja: insiste en que ‘Halcon 14’ estaba defectuosa y “es muy pesada”, pero permitieron que tuviera conos porque “no tenían información sobre un posible ataque”.

– Capitán González: asegura que le pidió al vehículo detenerse, pero por supuesto hizo caso omiso y por eso “activó el plan de defensa y tras la explosión, los planes de emergencia y evacuación de heridos”.

Otros uniformados entregaron testimonios, pero el medio no rescató nada relevante de ellos, más allá de escuchar la alerta por la irrupción de un vehículo a alta velocidad, de presenciar la explosión desde sus oficinas y de ayudar a evacuar heridos.