De acuerdo con el Servicio Geológico Colombiano, la magnitud del temblor en Colombia fue de 4,3 grados, pero tuvo una profundidad considerable, por lo que no se sintió especialmente en otras partes del país.

A mediados de marzo se registraron varios temblores en el Meta y en los últimos días fueron en el sur del país, cerca de la frontera con Ecuador.

Sin embargo, este martes volvió a ser en Los Santos, donde se ubica el epicentro de la mayoría de temblores en el país.

La Dirección Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres de Santander no reportó afectaciones ni víctimas por lo sucedido.