Alfonso Jaimes interpuso una denuncia ante la Policía por el delito de hurto, luego de encontrarle los vidrios rotos a un carro de la entidad que había dejado estacionado en la bahía de la calle 63 con carrera Cuarta, en Bogotá, el viernes 24 de enero sobre las 8:00 de la noche, informó Caracol Radio.

Ella dijo que todo sucedió mientras visitaba a una amiga, y es uno de los errores porque no garantizó las condiciones de seguridad para resguardar lo que transportaba en el vehículo oficial.

La funcionaria asegura que los delincuentes se llevaron documentos reservados y uniformes de Migración Colombia, pero “extrañamente no le hurtaron ni los documentos de identificación ni la billetera que había dejado en el carro”, precisó la emisora.

El medio asegura que conoció el texto de la denuncia en la que afirma que la están intimidando para que les otorgue los Permisos Especiales de Permanencia (PEP) a ciudadanos venezolanos, trámite que está a su cargo en la entidad:

“Me han escrito a mi número celular. Desconozco cómo hacen para conseguirlo pero me han amenazado si no les firmo los permisos a estos señores extranjeros”.

Extorsiones que la funcionaria no había puesto en conocimiento de Migración Colombia, según le dijo la entidad a Blu Radio; por eso, se le abrirá una indagación disciplinaria.

Sin embargo, el enredo continúa porque ella tiene un conductor asignado —que además se le ha cambiado en varias ocasiones porque tiene problemas con ellos—, pero ese día no estaba trabajando para ella por alguna razón que aún se desconoce.

Por eso, ella decidió manejar el vehículo “incumpliendo los protocolos de la entidad” y sin licencia de conducción vigente, añadió Caracol Radio.

Lo grave es que a Alfonso Jaimes le cancelaron el pase por conducir en estado de embriaguez y tiene multas de tránsito por más de 6 millones de pesos. 1’992.275 en comparendos vigentes y 4’680.020 en sanciones anteriores.

Pero esos no han sido sus únicos inconvenientes con las autoridades de Tránsito, pues en noviembre de 2018 —año en el que fue candidata a la Cámara de Representantes por el Centro Democrático— la mujer se negó a colaborar en un procedimiento de la Policía por estar mal parqueada mientras discutía con un hombre.

Así se lo contó la capitán Karina Londoño, oficial de inspección de Tránsito, a Noticias Caracol en ese momento:

“Una señora estaciona un vehículo, hay una pareja discutiendo dentro de este y unidades llegan a verificar qué estaba pasando. La señora no se quiso bajar del vehículo, no se quiso identificar, pero se le hizo el fotocomparendo por estacionar en vía pública”.

Mientras tanto, desde Migración Colombia dudan de la versión de su sucdirectora “porque nunca hizo la relación de los documentos que llevaba en el carro, ni siquiera después de denunciar el robo de los mismos“, y tampoco entienden por qué tenía información reservada en el vehículo, con el que también se debe abrir un proceso en la aseguradora por los daños que tuvo, afirmó Blu Radio.

Pero hay otra parte de la historia que genera muchas dudas y es su cercanía con el Centro Democrático. Caracol Radio dijo, según fuentes que no mencionó, “que el apoyo político recibido por la funcionaría la ha mantenido en el cargo, pese a otras irregularidades durante su gestión”.

Incluso, aún ocupando un cargo de ese nivel no se abstiene de mostrar fotografías con el expresidente Álvaro Uribe y otros miembros del partido, además de manifestar sus posturas políticas o mensajes afines al uribismo como este en el que halagó a la “bodega uribista” en Twitter —plataforma en la que aparece en su foto de perfil acompañada del presidente Iván Duque y a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez—.