La emisora publicó un informe, este miércoles, en donde hizo un listado de los cinco productos que figuran en contratos de alimentos, en varias zonas del país, y que generan suspicacias debido a los precios extravagantes con que se registran.

En primer lugar, dice Caracol, está el fríjol, con un “sobrecosto promedio de 41 %”, seguido de la lenteja, con un aproximado de 38 % por encima de su valor real.

Luego viene el aceite, el arroz y la pasta, con sobrecostos de entre 30 y 27 %.

Además de estos alimentos, hay otros que también presentan irregularidades en sus valores, pues la frecuencia dice que estos organismos de control hicieron un comparativo de “cifras del Dane” con los precios de los mercados que se han entrego a familias de bajos recursos, a propósito de la emergencia por cuenta de la pandemia.

Caracol asegura que se dio a la tarea de consultar el valor de varios de estos productos en tiendas de Bogotá, sobre todo en el sur, y encontró un aumento de precios de casi 40.000 pesos respecto al kit de alimentos que entregó la alcaldía de Sincelejo, Sucre.

“Digamos que el mercado vale lo que dice el Dane, 118.023 pesos. Alguien dirá que 31.977 pesos no son nada. Pero sucede que si multiplicamos eso por 13.333 kits que contrató el municipio de Sincelejo, nos encontramos con una cifra para nada despreciable: 426 millones de pesos en un contrato de 2.000 millones”, indica la emisora.

Lo mismo ocurre, dice, en Tocancipá (Cundinamarca), en donde se encontró una diferencia de casi 80.000 pesos en los mercados que se repartieron.

Esta situación ya la había advertido el diario El Heraldo, el martes, que dijo que “las cuentas no le cuadran” al alcalde de Sincelejo, Andrés Gómez Martínez, y que por eso sigue echando calculadora para justificar esos gastos.