Fajardo, catalogado por muchos sectores como tibio en política (una postura que él defiende sin problemas porque apuesta por las vías del diálogo) ha oficializado su noviazgo con la excanciller María Ángela Holguín.

Él (muy paisa) y ella (muy bogotana) representan la conjunción de dos de las idiosincrasias más representativas de la nacionalidad colombiana.

También, claro está, representan sectores políticos claramente definidos: Fajardo es del partido Alianza Verde y Holguín pertenece al Partido Liberal.

Mientras que Fajardo es un matemático y profesor universitario que después se dedicó a la política, su nueva compañera se dedicó a estudiar la política primero (es politóloga) para después hacer una carrera diplomática (incluso fue embajadora en Venezuela) hasta llegar a ser la ministra de Relaciones Exteriores durante los dos mandatos de Juan Manuel Santos (2010-2018).

AFP

Los indicios sobre la relación entre Fajardo y Holguín fueron difundidos tímidamente primero, pero este jueves la confirmó el diario económico La República, que reseñó el hecho bajo el título ‘La pareja explosiva de moda’.

Seguramente, con el calificativo de “explosiva”, esta publicación se quiera referir a las amplias posibilidades políticas que puedan tener Fajardo y Holguín en el futuro, o quizás a que Fajardo, definitivamente, no es tan tibio…