En un comunicado, el Ejército informó que los militares pertenecen al Batallón Energético Vial No. 10 y estaban “desarrollando operaciones para la seguridad y defensa de los habitantes de Guamalito” corregimiento de ese municipio, en el norte del departamento.

Sobre las 11:00 de la mañana, a los uniformados los interceptaron cuando salieron de la unidad militar para “recoger los víveres y llevárselos a sus compañeros”, añadió La Opinión.

Además, “los obligaron a subir a una camioneta que emprendió rumbo desconocido”, detalló Wilfredo Gelves, alcalde del municipio de El Carmen, a un periodista regional.

La institución atribuyó el secuestro a “integrantes del Grupo Armado Organizado Gaor E41 (disidencias de las Farc)” y los hizo responsables de la “integridad” de los dos soldados, e invitó a los habitantes a colaborar para dar con el paradero de los dos hombres secuestrados:

“Se agradece a la comunidad cualquier información que conduzca a la ubicación de los soldados, para lo cual se ha dispuesto el número celular 314 469 7107”.

El medio regional asegura que en la zona no solo delinque el frente 33 de las las disidencias de las Farc, sino también el Eln, y que “es una ruta del narcotráfico que sale al sur del Cesar”.

El texto del Ejército detalla que ya se comunicó con los familiares, a quienes les está prestando acompañamiento profesional mientras se logra la libertad de los militares.

Además, la Segunda División del Ejército, a cargo de la zona, repudió el hecho “con el que se violan flagrantemente los derechos humanos y se incurre en graves infracciones al derecho internacional humanitario”.