Un juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento intramural para Carolina Galván (madre de Sara) y Nixon Diaz (padrastro de la menor). Se consideró que la pareja es un peligro para la sociedad y que podría obstruir la investigación, detalló RCN Radio.

La mujer fue imputada por la desaparición  un día después de su captura en la localidad de Bosa, sur de Bogotá, informó la Fiscalía General de la Nación.

La mamá de Sara Sofía es la principal indiciada por los hechos. Esto, después de que la mujer cambiara la versión inicial de lo ocurrido.

(Vea también: Fiscal de caso Sara Sofía Galván lloró al revelar testimonios de agresiones contra la niña)

En un principio, la madre de Sara Sofía dijo que la pequeña murió y que ella, aparentemente asustada, la arrojó al río Tunjuelito. Sin embargo, luego dijo que había regalado a la niña a una pareja que pasó en un carro rojo.

De acuerdo con Xiomara Galván, tía de la pequeña, la mamá de Sara Sofía siempre tuvo una actitud fría con la menor y nunca se interesó por su bienestar. Ella indicó que la niña no fue planeada y por eso Carolina era negligente con su cuidado.

“Siempre hubo desencuentros entre nosotras por la niña porque siempre fue negligente. No estaba pendiente de sus alimentos y le daba igual todo. Yo digo que a raíz de eso ella se aburrió porque nosotros le decíamos y ella traía un seguimiento. Ella nunca demostró su amor de madre. Como no fue una niña deseada nosotros nunca conocimos al papá de Sara Sofía; ella quedó embarazada y cuando nos dimos cuenta ya estaba para nacer. Ella no la bañaba. Si se le quemaba le daba igual. No estaba pendiente. De pronto de tanto decirle decidió llevársela de la casa”, manifestó Xiomara, en diálogo con Semana.

¿Dónde está Sara Sofía Galván?

La tía de Sara Sofía Galván contó a Pulzo que desde que denunció la desaparición de su sobrina, de 23 meses de nacida, varias personas le han escrito y se han comunicado con ella para decirle sobre el posible paradero de la pequeña.

Entre esa información, según la mujer, hay quienes le advierten que posiblemente la niña deambula por las calles de Patio Bonito (sur de Bogotá) de la mano de migrantes que mendigan.

“Tengo muchos mensajes de gente que me escribe para decirme que han visto la niña con personas venezolanas, siempre con personas venezolanas, pidiendo plata”, le contó Xiomara Galván a Pulzo.

La mujer dijo que además de esta versión, hay otros que le han enviado fotografías para decirle “que esa niña se parece mucho” a su sobrina, y que todos esos datos ya se los entregó a la Policía para que corrobore si es verdad.

“Yo digo que si la niña no está muerta, y si la versión del caño no es cierta, pienso que si está viva fue porque entre ellos vendieron a la niña. No sé, pero algo esconden ellos dos”, sospecha la mujer.

Este fue el momento de la captura de la mujer: