La acudiente de Sara Sofía, como se llama la niña que lleva dos meses desaparecida, relató en Blu Radio que un día la mamá de la menor le manifestó que tenía ganas de compartir con su hija, pues ya estaba organizando su vida.

Así fue como Xiomara Galván (tía de la menor y hermana de la madre) comenzó a dejar a salir a Sara Sofía con su mamá por algunas horas, en Bogotá. Un fin de semana de enero, la progenitora le pidió a su hermana que le permitiera quedarse con la niña, pero desde entonces no se sabe nada de la niña.

“Ella se lleva a la niña ese fin de semana y no vuelvo a tener contacto con ella. No me contesta el celular, expongo el caso al Bienestar, pero me dicen que bueno que la mamá es la que se llevó”, narró Galván en el medio.

Como la niña siguió sin aparecer, la tía aseguró en el medio que empezó a poner carteles para hallar a Sara Sofía. Un día la contacta una mujer, contó, que le dice que su hermana en realidad es prostituta en Patio Bonito, sur de Bogotá, pero que ella ya no tiene a la menor. 

Galván manifestó en el medio que le dijeron que la mamá de la niña señaló que Sara Sofía había muerto el 28 de enero. La tía aseguró que entonces fue a buscar a su hermana, y que ella mantuvo esa versión.

“Yo enfrentó a mi hermana, y ella nos manifiesta lo mismo. La llevo al CAI de Patio Bonito y a la Policía le dice lo mismo; que el 28 de enero le dio comida a la niña, que la acostaron a dormir, que cuando la vieron a las 3 horas la niña ya no respiraba y que lo que hicieron, junto a la pareja de mi hermana, fue envolver a la niña en una bolsa negra y la arrojaron al caño de Tunjuelito“, señaló.

Lo peor de todo, indicó la tía de Sara Sofía en la emisora, es que las autoridades no han inspeccionado el caño donde habrían lanzado a la menor, y que les dicen que debe esperar a que la Fiscalía haga la respectiva investigación.

Galván manifestó que además su hermana sigue libre, pues aún no hay un cuerpo, y que ya ni siquiera tiene el paradero exacto.

Sobre la supuesta pareja de la hermana, que habría ayudado a lanzar a la niña, la tía dice que niega esa versión, y además asegura que él es el que tiene de prostituta.

La tía de Sara Sofía finalmente señaló que cree que en realidad su hermana vendió a su sobrina, pues no cree que la menor se haya muerto “así como así”, siendo tan sana.

“Al no ser que me la hayan golpeado o me la hayan violado; Dios permita que no sea así”, concluyó Xiomara Galván.