El ente de control anunció en un comunicado que no encontró mérito para seguir con la investigación disciplinaria que se le abrió al general Nicacio Martínez, por supuestas irregularidades en una directriz para mejorar los resultados en operaciones del Ejército, que fue alertada por el diario The New York Times, en 2019.

La Procuraduría General de la Nación dice que la Sala Disciplinaria analizó pruebas, pero no evidenció que “en ninguna de las certificaciones allegadas al proceso se puede advertir que a los generales del Ejército Nacional se les haya presionado o exigido que cumplieran unas metas mínimas de bajas, capturas o desmovilizaciones”.

De acuerdo con el reportaje del periódico estadounidense, militares aseguraron que durante la comandancia del general Martínez tenían “una intensa presión”, y hasta señalaron que en 2019 comenzó a “surgir un patrón de asesinatos sospechosos y encubrimientos”, cosa que sucedió hace años con los falsos positivos.

Los que declararon en la Procuraduría, contrario a lo que señaló el medio, dijeron que el excomandante del Ejército exigía respeto por las normas de los derechos humanos y la doctrina militar, señaló la entidad, respaldando la versión que en su momento dio Martínez.

“La dependencia agregó que el entonces comandante del Ejército Nacional no incurrió en irregularidad que pueda configurar falta disciplinaria, y por lo tanto ordenó la terminación del proceso”, concluyó el comunicado.
Aunque en su momento el general Martínez contó con el respaldo del presidente Iván Duque, ese, y otros escándalos como las chuzadas del Ejército, terminaron sacando al uniformando de su cargo.