Osorio fue suspendido del sacerdocio a principios de enero, por el obispo de Armenia, monseñor Carlos Arturo Quintero, luego de conocerse una denuncia de abuso sexual que hay contra el exgobernador, informó Caracol Radio.

La acusación la hizo un hombre en 2018, dice la emisora, asegurando que Osorio lo violó cuando el denunciante era menor de edad. Para ese momento, señala la cadena radial, el exgobernador estaba suspendido del sacerdocio, desde 2015,  por “desobediencia”.

Esa primera suspensión la hizo el entonces obispo de Armenia, hoy en Barranquilla, monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz, argumentando que Osorio ejerció en la política pese a que la iglesia lo prohíbe, indicó la radio.

No obstante, cuando terminara su periodo en la Gobernación de Quindío, la suspensión se levantaba, por lo que se le ratificó, según un documento que cita el medio, que no detalla cómo lo obtuvo.

“Por su condición de gobernante del departamento del Quindío se debió esperar a que Osorio Buriticá terminara su período para proceder según los protocolos del Derecho Canónico. El 01 de enero del 2020, un día después de haber concluido su administración como gobernador, se le entregó la ratificación de suspensión que había hecho monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz y se le notificó acerca del proceso canónico que se le abría por denuncia de una persona en su contra”, cita Caracol Radio.

Según la emisora, la Fiscalía no “conoce” tal denuncia; por los mismo, el exgobernador dijo en RCN Radio de Armenia  que hay que investigar la “queja”, para que no se manche su buen nombre.

“Se debe hacer un debido proceso con pruebas y evidencia para que sea contundente, no sólo una acusación que afecte la imagen pública de una persona. Si hay una queja hay que investigarla y yo confió en los jueces eclesiásticos que harán un proceso que dé garantías tanto a la posible víctima como al victimario“, dijo Osorio, de acuerdo con el medio.