Esa es la información que dio a conocer de manera preliminar el portal El Olfato, que dijo que según la versión de varios trabajadores ellos cerraron el local sobre las 8:30 de la noche del miércoles.

Imagen tomada de: @LaEstacionCC_

No obstante, cuando llegaron a abrir, a eso de las 10:00 de la mañana de este jueves, se encontraron con que “la puerta de acceso había sido violentada”. Además, que las joyas en oro, esmeraldas y diamantes habían desaparecido de las vitrinas.

Una de las hipótesis que maneja ese medio es que posiblemente “los delincuentes se habrían quedado en el lugar la noche del miércoles, antes del cierre”, y aprovecharon ese tiempo para desocupar el local.

Imagen tomada de El Olfato

Lo que no se ha podido aclarar, dice El Olfato, es “cómo lograron salir con el botín que, según datos preliminares, superaría los 1.000 millones de pesos”, pues el personal no se explica cómo sucedieron los hechos.

El centro comercial emitió un escueto comunicado en el que se limita a decir que “se presentó un aparente hurto en las instalaciones de esta joyería”, y que junto con la Policía trabajan para aclarar la situación, según recoge Ecos del Combeima.

Los dos medios coinciden en que la revisión de las cámaras de seguridad podría dar pistas sobre cómo se llevó a cabo este millonario asalto.