Después de ser delatado por su compañera sentimental, el cabecilla de la organización criminal, conocida como los ‘Monos’ o los ‘Cangrejos’, fue presentado ante un juez de control de garantías de Bogotá, destacó la Fiscalía General de la Nación.

El organismo judicial le imputó los delitos de hurto agravado y calificado, tentativa de homicidio y porte ilegal de armas. Además, el sindicado fue enviado a la cárcel mientras siguen las investigaciones por el asalto.

Carlos Isaza, hijo de la víctima del robo, le contó a Noticias Caracol que la mujer, que llegó a cambiar unos dólares al local, fue capturada porque dejó olvidada su cédula en el lugar.

Con ese documento, agregó Isaza, la Policía recogió información para identificar a los miembros de la banda, y detuvieron a la criminal que ahora está colaborando con la justicia.

Ese robo es bastante recordado en Bogotá por el tiroteo que se produjo en el centro la capital el 22 de marzo de 2018. En dicho episodio, la patrullera Ingrid Marina Jaramillo protagonizó un cruce de disparos con la banda, que se robó 290 millones de pesos de la casa de cambio.

La Fiscalía recordó que la uniformada recibió 4 disparos, 3 en el chaleco antibalas y 1 en el brazo que le ocasionó una herida que le ha impedido volver a sus actividades.