Ardila aseguró en Noticias Caracol que los trabajadores que armaron una fiesta navideña en el Hospital Santa Clara de Bogotá, sin mantener ni una sola medida de bioseguridad, estaban arrepentidos y prefirieron dejar sus cargos.

“Manifestaron de manera voluntaria terminar sus contratos de manera anticipada y se está procediendo hoy a eso, porque evidentemente ellos comprendieron que cometieron una falta muy grave, muy grave“, dijo la funcionaria.

No obstante, el caso llegó hasta la Personería, indicó el medio, para que abra las investigaciones pertinentes.

La fiesta en el Hospital Santa Clara, en Bogotá, se conoció por la denuncia en redes sociales que hizo Carolina Arbeláez, una concejal de la capital, que publicó el siguiente video:

El secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez, también rechazó la actitud de estos trabajadores que se suponen conocen de cerca la emergencia que vive la ciudad, y el país en general, por la COVID-19.