En esa audiencia, que se llevaba a cabo este miércoles, iba a declarar (a favor del general) el coronel Carlos Alberto Martínez Rodríguez, pero a última hora envió una carta diciendo que no podía asistir, indicó Blu Radio.

La diligencia no se pudo hacer y el procurador del caso, Jorge Enrique Sanjuan, la reprogramó para este sábado 5 de diciembre; pero el general Óscar Atehortúa dijo que no podía asistir porque tenía que salir de la ciudad para un consejo de seguridad.

Agregó que él no cuadraba su agenda, y que esa audiencia surgió de improvisto. Ahí fue cuando el procurador le reprochó:

“Señor general, o usted cumple sus funciones como director de la Policía, o se defiende en este proceso”.

El funcionario de la Procuraduría entonces pospuso la audiencia para tres días distintos de la próxima semana, pero, dijo la emisora, el abogado del director de la Policía Nacional se volvió a oponer. 

El jurista preguntó cuál era el “afán” para avanzar en el juicio, en el que todavía quedan 14 testimonios por escuchar; lo curioso es que todos son a favor del general, según la radio.

La Procuraduría dijo que un juicio disciplinario suele durar dos semanas, y el de Atehortúa ya lleva meses (desde febrero).

Finalmente, se acordó que se harán audiencias el lunes, jueves y sábado de la próxima semana.

La investigación contra Atehortúa, en un caso denunciado por el inspector de la Policía Nacional, general William Salamanca, se da por un supuesto caso de corrupción en la construcción de varias casas fiscales ubicadas en el departamento del Tolima.