La niña, de nacionalidad venezolana, recibió la descarga en la tarde de este viernes en un separador de la avenida Simón Bolívar, en el barrio Los Cortijos.

La pequeña se quedó en el lugar pese al torrencial aguacero que cayó sobre la capital del Cesar y decidió bañarse y jugar bajo la lluvia cuando el rayo la impactó, contó El Pilón.

El diario regional reseñó que la víctima estaba acompañada de otra niña de 12 años que jugaba con su bicicleta, quien inmediatamente pidió ayuda, pero cuando las personas llegaron a auxiliarla ya no tenía signos vitales. Al lugar también llegaron paramédicos en una ambulancia, que no pudieron hacer nada.

Su cuerpo quedó tendido bajo el árbol, y algunas personas que pasaban por allí captaron el momento y lamentaron lo ocurrido, calificándolo como una “desgracia”. “Qué dolor tan grande”, agregó uno de los ciudadanos:

La madre de la menor llegó al minutos después y alcanzó a ver a su hija sin vida tendida en la vía pública y la escena conmovió a quienes estaban presentes, relató El Heraldo.

Los diarios señalaron que la menor vivía con sus padres y hermanos, aunque difieren en el barrio. Los comerciantes de la zona confirmaron que la presencia de la familia venezolana era habitual en ese bulevar de Valledupar.

La Policía acordonó la zona para que unidades del CTI de la Fiscalía hicieran el levantamiento del cuerpo y lo trasladaran a Medicina Legal.