En un video que publicó en redes sociales, el congresista, que hace poco renunció al partido de La U, aseguró que hace varios meses se desconoce el paradero de esta joven de 15 años.

En la grabación, Barreras se dirigió al ministro y le preguntó “¿dónde están los tres niños que sobrevivieron al bombardeo del Caquetá?” y “¿por qué no lo ha informado a los colombianos?”.

Sobre esos menores se conoció una versión de varios habitantes de la zona que aseguraron que tres niños habían sido “rematados” después del bombardeo al campamento de las disidencias de las Farc, el 30 de agosto de 2019 en San Vicente del Caguán —del que también se dijo dejó más de 15 víctimas menores de edad—.

Sin embargo, Barreras los puso nuevamente en la conversación y se centró en una joven de 15 años que apareció semanas después, cuando quedó consignado en los reportes que había perdido el brazo en un accidente de tránsito y no en el bombardeo.

Así se ve en la historia clínica de la niña, que también compartió el senador:

“Paciente que ingresa en compañía de comisaría de familia, procedente de la vereda La Novia, quien refiere que hace tres meses durante el desplazamiento en una motocicleta en calidad de parrillera presentó accidente de tránsito que generó avulsión completa de su miembro superior derecho. No recuerda por qué vía fue el accidente de tránsito, no se acuerda quién le prestó primeros auxilios, no recuerda dónde le suministraron los primeros auxilios”.

La niña estuvo desaparecida varias veces y por eso Barreras insistió en preguntarle a Carlos Holmes Trujillo si él y sus tropas conocen el paradero de esta niña, pues también dijo que el Ejército fue a buscarla a su casa:

“Esa niña, en el peor de los casos, a pesar de que había estado en manos del Estado, y que hay reportes de que evidentemente fue víctima del bombardeo, nadie la protegió“.

Además, Barreras recordó que a la joven se le encontró un reloj militar por el que fue interrogada, y que después de eso desapareció por segunda vez.

El senador detalló que hay dos versiones en torno a la menor, la primera es que el Estado está ocultando lo que pasó después del bombardeo y la segunda es que la comunidad de la zona temía, desde el operativo militar, que estuviera en riesgo de muerte porque supuestamente fue “informante del Ejército en ese campamento”.

Lo cierto es, enfatizó el congresista, que “nadie sabe dónde está la niña que había estado en manos del Ejército“. Esta es la denuncia completa de Barreras, que también dijo que son 36 los niños que han muerto en operativos de la Fuerza Pública y que el Gobierno no le ha contado al país: