Los protagonistas de estos actos vandálicos fueron, al parecer, encapuchados que arremetieron contra la casa fiscal donde vive el coronel José Daniel Gualdrón, comandante de Policía de Risaralda, y que lanzaron bombas incendiarias, papas bomba “y todo tipo de proyectiles con el fin de dañar la propiedad”, informó el periódico El Diario.

En la casa se encontraba la familia del coronel Gualdrón, según le confirmó el oficial a Noticias Caracol, y hasta el momento no se reportan personas heridas o afectadas en este hecho.

El noticiero explicó que la razón por la que los vándalos atacaron la vivienda del policía estaría relacionada con la detención de dos jóvenes que, según los manifestantes, intentaron robarlos en medio de las marchas, pero que luego de entregarlos a las autoridades estas los habrían dejado libres.

En videos que se difundieron en redes sociales se aprecia la brutalidad con la que actuaron los manifestantes, que según el noticiero protestaban por los controles de tránsito que adelantan las autoridades

El medio local asegura que en los disturbios también quemaron la motocicleta de un agente de seguridad, pintaron buses de servicio público y taponaron las vías aledañas a la universidad.

Tomada de El Diario