Desde mediados de 2020 los periodistas que cubren Bogotá sienten que por cuenta de la mandataria y su equipo de prensa es cada vez más difícil hacer su trabajo, y comunicarles a los capitalinos la información sobre el manejo que el Distrito le da a la pandemia.

Por eso, desde mayo pasado acudieron a la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) para que mediara con la administración Distrital. Sin embargo, no sintieron mayor cambio en la actitud de Claudia López y volvieron a pedir respeto por su labor.

Ante las reiteradas solicitudes, el pasado 21 de enero la FLIP le envió una nueva comunicación a Claudia López en la que se lee, recordó Noticias Caracol:

“A finales de 2020 la FLIP conoció nuevamente que hay prácticas, particularmente en las ruedas de prensa que brinda la alcaldesa, que han dificultado el ejercicio periodístico. Los y las periodistas manifiestan que no hay una comunicación bidireccional en estos espacios y que hay un comportamiento repetitivo de la alcaldesa en el que invalida la labor y las preguntas que hacen los reporteros sobre temas de interés general”.

A lo que se refiere el documento es que constantemente los periodistas hacen solicitudes sobre las decisiones, nuevas medidas o cambios en las mismas que toma la Alcaldía de Bogotá para informar con mayor claridad a la ciudadanía, pero cuando acuden al equipo de comunicaciones no logran obtener respuestas oportunas.

Esas prácticas generan “dificultades para acceder a información de interés general”, se lee en el texto, que también insiste en que se trata de una comunicación unidireccional en la que los periodistas no tienen la oportunidad de controvertir o cuestionar a López, y a cambio sienten una “invalidación de la labor del periodismo que pone en riesgo el debate público”.

Además, son reiteras las veces en las que se le ha visto a la mandataria restarle importancia a las preguntas que hacen los periodistas o evitar responderlas, y consideran esas situaciones como malos tratos.

(Lea también: Video de Claudia López cuando no quiso responder a periodista de La W).

Desde enero pasado la FLIP le formuló 4 preguntas a López para que explique por qué se están presentando estas situaciones, pero hasta ahora no se conoce una respuesta de la Alcaldía.

Sumado a esto, son limitadas las preguntas que se pueden hacer en las ruedas de prensa, lo que le quita la posibilidad a todos los periodistas de preguntar, o contrapreguntar.

Además, en la última semana los reporteros vivieron un nuevo desplante de la mandataria que los llevó a buscar al principal asesor de comunicaciones, Guillermo Cuellar, pero sienten que poco lograron.

En ese sentido, dice Noticias Caracol, ahora están recogiendo firmas y preparando una nueva misiva para hacerle llega a López y “dejarle ver la seriedad de su descontento”.