Efectivamente, la justicia no hizo nada y hoy el acusado de matar a Sandra Milena Alegría quedó en libertad, pues estaba recluido en la cárcel Distrital de Bogotá, según Noticias Caracol.

De acuerdo a las declaraciones del viudo, Billy Hernán Ortiz, recogidas por el informativo, la Fiscalía se excedió del tiempo para presentar la acusación, pues en la primera audiencia no se presentó y, en la segunda, no conocía bien el caso.

“Esto dio para dilatar este vencimiento de términos, cumplirse 140 días y llevar a que hoy en día este asesino esté en la calle”, manifestó.

Ortiz aseguró, en el mismo medio, que el ente acusador tiene pruebas fehacientes de la culpabilidad del señalado y, aun así, ahora está libre, lo que le hace pensar que no tiene “garantías de seguridad” para permanecer en Colombia.

“Vemos que las pruebas que tiene la Fiscalía son bastante contundentes. Este personaje, comenzando el proceso, quería manipular la información diciendo que yo era el asesino de mi esposa. Pero, debido a las investigaciones, la Fiscalía presenta unas pruebas demasiado contundentes, lo que le da la captura. Y hoy en día está libre”, expresó.

El sospechoso, según dijo Noticias Caracol, seguirá vinculado al caso por el que se le imputaron los delitos de feminicidio agravado y tentativa de homicidio.