Según versiones de varios padres de familia, consultados por La FM, la profesora amarró a un menor de 6 años a la silla como castigo por mecerse y le puso una cinta a otro niño para que se quedara callado.

Al ver el comportamiento de la docente, los otros niños dieron aviso a sus acudientes que, con razonable preocupación, se acercaron hasta la institución para poner la queja, informa la emisora.

Las directivas del colegio confrontaron a la profesora, que se excusó diciendo, según la versión del colegio citada por La FM, que el niño que amarró estaba muy inquieto y que al otro le tapó la boca con la cinta porque el menor estuvo de acuerdo.

La Secretaría de Educación hizo una inspección al Gimnasio Campestre, este martes, dice Blu Radio, y se espera si el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar va a tomar medidas en el caso, teniendo en cuenta que son menores de edad.

En cuanto a la profesora, es profesional en psicología, egresada de una “prestigiosa universidad de Bogotá”, de acuerdo con el medio que no da el nombre del instituto, y cuenta con una especialización en el exterior.

La emisora tampoco difundió nombre de la docente, teniendo en cuenta que “hay acciones legales contra ella”.