Y es que Muñoz, que si bien ya no ocupa ese cargo administrativo sigue siendo profesor de la institución, habría utilizado una tarjeta de crédito de la universidad, de un cupo de 30 millones de pesos, para hacer millonarias compras personales, según El Espectador. Además, utilizaría una cuenta corriente con dinero de la entidad educativa para pagar las cuotas de la tarjeta.

El profesor, de acuerdo con el diario, habría pagado tiquetes de avión para ir a Miami, hoteles, cenas en exclusivos restaurantes de Bogotá, Netflix, un curso en Open English y varias compras en tiendas como Zara, Hugo Boss, Massimo Dutti, Montblanc y iShop, con esa tarjeta de crédito.

Entre 2014 y 2019, dice el periódico, Muñoz habría gastado más de 140 millones que ingresaron a la universidad por convenios interinstitucionales.

Asimismo, de acuerdo con el rotativo, el profesor habría sacado una chequera con la cuenta corriente desde la que pagaba la tarjera de crédito y, supuestamente, se giraba a sí mismos cheques que luego cobraba en efectivo, con sumas entre los 10 y 50 millones de pesos.

De igual manera, informa El Espectador, algunos de esos cheques se giraron para pagar dos carros de gama alta, a nombre del profesor, y uno para adquirir un Mercedez Benz, a nombre de una empresa de construcción, a la que la esposa, la hermana y el hijo de Muñoz están vinculados: son parte del consejo directivo.

A Muñoz ya se le abrió un proceso por estas irregularidades, luego de que la Universidad Distrital interpusiera una denuncia. La Procuraduría ya citó al profesor a juicio disciplinario para que explique por qué habría hecho esas compras con plata de la institución.