Ese conflicto de intereses tiene que ver con la decisión que debe tomar Peñalosa de revocar o no un decreto relacionado con el Plan Parcial Proscenio, explica Blu Radio.

Fuentes citadas por esa emisora aseguran que, pese a que Peñalosa pidió al Ministerio Público y a la Fiscalía que investigara los hechos supuestamente irregulares que denunció Daniel Coronell, “la investigación se abrió antes de que llegara la petición del alcalde a la entidad”.

En la revista Semana, Coronell dedicó dos columnas a señalar que Peñalosa había incurrido en irregularidades para favorecer en el proyecto Proscenio a las empresas Amarilo y Arpro de la familia Neme, que fueron aportantes de su campaña para la alcaldía de Bogotá.

El artículo continúa abajo

Dalila Hernández, secretaria Jurídica del Distrito, dijo en RCN Radio que es importante que se investigue y aclare el caso, y afirmó que un análisis concluyó que el alcalde Peñalosa “no concurrió en ninguna causal de inhabilidad o conflicto de interés”.

“Nosotros desde la Secretaría Jurídica hicimos el estudio en relación con todas las causales de inhabilidad, conflicto de intereses e incompatibilidad que existen en la ley, y se llegó a la conclusión de que el señor alcalde no está en curso en ninguna de ellas”, dijo la funcionaria en esta emisora