Este proyecto ha generado marcadas diferencias entre el alcalde saliente, Enrique Peñalosa, y la recién elegida Claudia López. La alcaldesa electa ha dicho que la troncal de Transmilenio por la carrera 68 no está entre sus planes, y que así se lo hizo saber.

“Nuestra prioridad y la de los bogotanos que acaban de votar es completar la primera línea del metro hasta Suba y Engativá”, dijo López en su momento.

Agregó que, teniendo en cuenta ese panorama, se debe analizar cuál debería ser la troncal de Transmilenio al occidente que conecte mejor esa red de metro.

A pesar de la postura de López, al publicar los prepliegos, el Distrito ha dicho que la troncal de Transmilenio por la avenida 68 tendrá un recorrido de 17 de kilómetros, con 21 estaciones, desde el sector de Venecia hasta la calle 100 con carrera Séptima.

La entidad destacó que el contrato tiene un valor de 3.2 billones de pesos, incluyendo la interventoría y la compra de predios.

Según el Distrito, con este proyecto de beneficiaría a más de 3 millones de personas que viven en 10 localidades de la ciudad.

Las zonas por las que pasaría la troncal son: Kennedy, Tunjuelito, Puente Aranda, Fontibón, Usaquén, Chapinero, Suba, Engativá, Teusaquillo y Barrios Unidos.