La decisión la tomó el juez 8 especializado de Bogotá, que dijo que el patrullero Lloreda Cubillos deberá cumplir una pena de 240 meses de prisión luego de que aceptara su responsabilidad en la muerte violenta del estudiante de derecho Javier Ordóñez, en hechos que se remontan al 9 de septiembre del año pasado.

El acusado también tendrá que pagar una multa de 1.500 salarios mínimos mensuales vigentes.

La Fiscalía General informó, en un comunicado, que el hoy expatrullero de la Policía Nacional llegó a un acuerdo con ese organismo “con el fin de obtener pronta y cumplida justicia”, y que se acogió a los delitos de homicidio agravado y tortura agravada.

Además de eso, Lloreda Cubillos “se comprometió a realizar un acto público de perdón”, que estará dirigido a las víctimas como muestra de reparación y “de arrepentimiento”.

Por muerte violenta de Javier Ordóñez, acusan a policía Harvy Damián Rodríguez

En cuanto al segundo policía implicado, Harvy Damián Rodríguez Díaz, la Fiscalía dijo que fue acusado formalmente por los delitos de homicidio y tortura en calidad de agravados, y que el proceso contra él continúa su desarrollo.

El organismo investigador reveló que, de acuerdo con los elementos de prueba, los dos patrulleros detuvieron en un procedimiento al estudiante Javier Ordóñez frente al conjunto residencial donde vivía, en la localidad de Engativá, y que luego coordinaron el traslado hacia el CAI de Villa Luz.

“En este punto, al parecer, hubo otras actuaciones que desencadenaron la muerte del estudiante de derecho, como lo precisó el informe de necropsia de Medicina Legal”, se lee en la comunicación.

En este video que publicó la Fiscalía, se escucha la decisión del juez y parte de los argumentos con los que sustentó la medida.