Los agentes pertenecen a la estación de policía de Fontibón, occidente de Bogotá, y aseguraron en Noticias RCN que les exigen un comparendo por hora, es decir que deben imponer 8 sanciones en cada turno (que dura 8 horas).

Los entrevistados por el noticiero, que se mantuvieron en el anonimato, dijo que las sanciones deben estar relacionadas con el incumplimiento de las medidas sanitarias dictadas por la emergencia provocada por la pandemia.

“Por el decreto presidencia y el de la Alcaldía mayor de Bogotá… Que no lleven tapabocas, infinidad de cosas de las que habla el decreto”, indicó uno de los policías denunciantes.

De no cumplir con el requerimiento, dijeron los uniformados al medio, les aplican el artículo 27 que es “un llamado de atención que hacen los comandantes”.

“El ser reincidente da para una apertura disciplinarias por incumplimiento a las órdenes”, agregó otro uniformado.

Los policías comentaron que es “imposible” cumplir con la cuota, por lo que recurren a sancionar a “los ciudadanos de bien”, que por cosas injustas. Incluso, mostró el noticiero, llegaron a plantarle un cuchillo a un habitante de calle para sancionarlo.

El medio no recoge la versión de la institución, que tampoco se ha pronunciado al respecto.