La información que entregó El País de Cali es que los hechos ocurrieron sobre las 4:00 de la tarde del domingo pasado, que había 20 menores y un adulto y que según el reporte de la Policía un padre de familia fue el que alertó sobre la rumba en la que estaba su hijo.

“Inmediatamente se articuló un operativo con el personal de infancia y adolescencia. Al llegar a este sitio logramos encontrar 21 personas, de las cuales la mayoría de ellos eran menores de edad y estaban consumiendo bebidas embriagantes“, confirmó el coronel Miguel Ángel Botía, subcomandante de la Policía en la capital vallecaucana, citado por ese medio.

Otro de los que difundió información sobre el tema fue el diario Q’Hubo Cali, que aseguró que varios de esos jóvenes presuntamente se encontraban “teniendo sexo” en medio de la fiesta.

Pero si bien el oficial no dio detalles sobre esta versión preliminar, sí anunció que los menores fueron entregados a sus padres y que al motel se le aplicó una primera sanción de ocho días de cierre.

El País dice que se espera “una sanción” mayor para el establecimiento por permitir esta actividad en ley seca y con menores de edad.

El portal Cali Web difundió una foto para mostrar el motel involucrado, uno de los más extravagantes de la ciudad.