El canino fue encontrado en mal estado en inmediaciones a la plaza de mercado ‘Perla del Fonce’, y Vanguardia dice que presentaba “una grave lesión anal”.

El perro falleció pese a la atención que le brindaron en una veterinaria y el intendente Yesid Bareño Hernández, comandante de Policía Ambiental en San Gil, dijo que su dependencia se enteró del caso “tres días después”.

“Médicos que atendieron el requerimiento nos manifiestan que pudo haber sido un acto de maltrato animal, específicamente acto sexual con animales por la parte anal, lo cual le trajo complicación, le produjo un paro cardiorrespiratorio y el posterior deceso”, aseguró el intendente en el medio regional.

Bareño Hernández dijo que se está a la espera de un concepto médico para aportarlo como prueba dentro de la investigación que adelanta la Fiscalía, y que las autoridades están tras la pista del responsable.

Fue por eso que el intendente invitó a las personas que pudieron “haber visto este tipo de comportamiento” a que denuncien, y recalcó que “estos animales en condición de calle son muy vulnerados”.

La muerte de este perro se da pese a que las autoridades adelantan campañas en San Gil para rescatar y alimentar animales que se encuentran en las calles, según evidencia la alcaldía local en sus redes sociales, y es un caso que ha generado el rechazo de la población.

De hallar al posible maltratador, la ley contempla penas de entre uno y tres años de prisión, aunque el delito tiene un agravante cuando se trata de una agresión sexual.