En la foto se ve a un policía que tiene junto a sus pies un morral, en el que las autoridades encontraron cinco botellas de vidrio con lo que sería gasolina y una mecha.

Este explosivo es conocido como coctel molotov o bomba incendiaria, y según dijo el oficial les fue incautado a varias personas que presuntamente querían cometer actos delictivos contra el sistema Transmilenio.

Fue por eso que el general Gómez citó en el trino a la concejal de la Unión Patriótica, que horas atrás cuestionó el procedimiento policial durante las protestas que se registraron en el sur de la ciudad, el pasado lunes.

“Invito a concejal @heidy_up al comando Policía Metropolitana para que conozca razones de detención de 11 ciudadanos que pretendían ejecutar actos vandálicos en @TransMilenio con bombas incendiarias”, escribió el oficial.

Y es que la cabildante ha denunciado un presunto exceso de la fuerza por parte de policías que han hecho operativos contra vendedores ambulantes, contra uniformados que atendieron la manifestación en Molinos, y hasta alertó que le “borraron” videos, de lo que pasó allí, del celular de un defensor de derechos humanos.