Diana Remolina, presidente del organismo público, aclaró en un comunicado que los colombianos solo podrán acudir a las sedes judiciales en casos excepcionales y cumpliendo con estrictas medidas de bioseguridad para evitar la propagación del coronavirus.

“En caso que se requiera prestar el servicio de manera presencial, los visitantes deberán llegar con una cita, con un turno para el ingreso y en periodos autorizados para ingresar a los despachos”, indicó la jefe del Consejo Superior de la Judicatura.

Según el documento, la atención a los usuarios se hará a través de medios y canales electrónicos disponibles para la recepción, atención comunicación y trámite de actuaciones por parte de despachos judiciales y demás dependencias.

Remolina resaltó además que se mantiene la regla de que los servidores judiciales trabajen desde la casa, y reiteró que cuando sea necesario hacerlo de manera presencial, sólo podrán asistir como máximo el 20 % de los funcionarios.

Los únicos procesos que no se reactivarán, según la presidenta, son los que tengan que ver con la Corte Constitucional en los que se decide sobre demandas de inconstitucionalidad o revisión de acciones de tutelas. “Siguen suspendidos los términos en los despachos judiciales de Leticia y Puerto Nariño, Amazonas”.

De acuerdo con la Alcaldía de Bogotá en un comunicado, los únicos servicios judiciales y trámites que se podrán adelantar de manera presencial en la capital del país son:

  • Presentación de demandas ante oficinas de reparto de las especialidades civil, laboral, familia y de contencioso administrativo de Bogotá; para esto, el ciudadano deberá manifestar las razones por las que no puede hacerlo de manera virtual.
  • Presentación excepcional de acciones constitucionales.
  • Presentación de servicios de apoyo de la Dirección Ejecutiva Seccional de Administración Judicial Bogotá, Cundinamarca y Amazonas.