El evento ocurrió entre las estaciones Pacho Galán y Pedro Ramayá Beltrán del Transmetro, ubicadas sobre la Avenida Murillo en el municipio de Soledad, en el departamento del Atlántico, informó El Heraldo.

“Todo estaba en completa tranquilidad, pero de un momento a otro aparecieron los motociclistas y se adueñaron de la calle para correr a altas velocidades”, declaró a ese medio un ciudadano que presenció el incidente.

Representantes de la Policía Metropolitana de Barranquilla tuvieron que hacer presencia en el lugar para dispersar al grupo de jóvenes que conducían motos de diferentes cilindrajes, realizando maniobras peligrosas y piques.

La comunidad denunció que el motivo de esta actividad irregular habría ocurrido por la inauguración de un taller para motos, el cual se encuentra en inmediaciones de las estaciones afectadas,  y “por esta razón, las autoridades le impusieron un comparendo por invasión de espacio público al dueño del local”  mencionó Blu Radio.

Por su parte, Alfredo Burgos, director de Tránsito de este municipio del Atlántico, comentó al diario regional que tres vehículos fueron inmovilizados y que se les cargaron multas “por la realización de maniobras peligrosas y por la invasión del carril de uso exclusivo para buses del transporte masivo de pasajeros”.

Este mismo funcionario hizo un llamado de advertencia sobre el peligro que correrían quienes integren estos piques ilegales, pues le relató a El Heraldo que en varios videos que rotaron en redes sociales se podía observar cómo uno de los motociclistas perdía el control y se choca con otra moto hasta que terminar en el piso.