Precisamente, fue Cancino el que difundió por Twitter el video del bochornoso momento que dejó en evidencia la falta de control y vigilancia en un lugar donde se supone que esos factores están garantizados.

Pero Cancino no se detiene en ese aspecto. Para él, lo reprochable es que fue un “abuso absoluto e irrespeto a los abogados”.

El jurista lamenta, asimismo, que la requisa se les haya practicado a los abogados, pero no a los fiscales ni a los procuradores, “ante la mirada del juez que nada dijo”.

En el video se ve cómo varias funcionarias del despacho judicial les hacen subir las manos a algunos de los presentes en la sala para requisarlos de pies a cabeza.

A todos les abren sus maletas y esculcan en su interior para dar con el arma desaparecida.

Una de esas funcionarias le advierte a quien hace el video que no es necesario que la grabe. “Es que es por seguridad de todos. Yo no le estoy violando a usted nada”, dijo la funcionaria.

“Esto nunca se ha visto en la historia reciente de Colombia. Esto no tiene presentación, le dice el requisado.

“Lo sentimos mucho, pero es por seguridad”, se limitó a decir la funcionaria muy atareada con el maletín.

“Increíble… Se perdió una pistola durante una audiencia judicial y se suspendió el procedimiento para requisar a indiciados, abogados y asistentes”, registró, por su parte Hugo Mario Cárdenas Lópes, otro de los que tuvo que soportar el insólito procedimiento.