El homicidio de Escobar, que conmueve al país siempre que se recuerda la absurda muerte del emblemático defensa del Atlético Nacional y de la Selección Colombia, lo usó esta vez Petro para mostrar cuál es su línea de conducta.

Este domingo, Petro le escribió al ‘Tino’ en Twitter un tuit en el que sostiene dos cosas: que no odia (y que el odio se cura leyendo) y que si él hubiera sido futbolista compañero de Escobar, “jamás hubiera apoyado a sus asesinos”.

Petro trata a Asprilla de “Pobre Tino”, por lo que el exjugador, en su respuesta, también le dice “Pobre Petro”.

Después le asegura que “la lectura no siempre da conocimiento”, le advierte que “pensar así es ignorancia” y afirma que él no apoya a los asesinos de Escobar, “como jamás apoyaré los asesinos de magistrados o de José Raquel Mercado”, líder sindical asesinado por el M-19, movimiento del cual fue parte Petro.

Petro muta a un tono paternal y aleccionador sobre el exjugador: “Faustino la lectura siempre da conocimiento. Recuérdalo”, le dice, y le asegura que también le podría enseñar “a saber quienes son los asesinos de los magistrados en 1985”, año de la cruenta toma del Palacio de Justicia por un comando del M-19.

Con eso, según Petro, Asprilla podría encontrar “quiénes son los asesinos de Escobar y porque si los apoyas”.

Para Asprilla Petro habla de Escobar “con intención populista”, lo cual re resulta al exjugador “repugnante”.

“[Escobar] Es un nombre sacro para quienes lo compartimos. Le pido que no utilice su nombre para sus shows. Si ustedes no respetan sus muertos en palacio de justicia yo si quiero que su alma [la de Escobar] esté en paz”, remató Asprilla.

El tinglado en el que se metieron Asprilla y Petro comenzó el pasado 8 de octubre, cuando el exjugador salió en defensa del expresidente Álvaro Uribe en su diligencia de indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia y posteriormente expresó que “No es nuevo que Petro ataque a Uribe con el odio que le tiene; eso ya no es política, eso es odio personal“.

Petro, como otras personalidades, recriminó a Asprilla, que no ha dudado en responderle. Pero la disputa es aprovechada por el líder de la Colombia Humana para llevar muchas miradas hacia él y hacia los candidatos que apoya para las elecciones del próximo domingo.