Desde junio pasado, la alcladesa Claudia López había anunciado que restringía la circulación de esta población por el alto riesgo que corre en caso de contraer el coronavirus. Esto con base en una serie de datos que mostraban el importante impacto que tiene la enfermedad en personas que presenten estas comorbilidades.

Sin embargo, con la llegada del aislamiento selectivo y la llamada “nueva normalidad”, anuncios hechos este lunes por el presidente Iván Duque y la propia López, este grupo poblacional también será libre para salir.

Ya no le vamos a pedir a las personas con obesidad o con hipertensión o diabetes que se queden en casa, que se aíslen y no salgan“, manifestó la mandataria capitalina.

Sin embargo, el riesgo todavía es manifiesto para todas las personas, y no ha dejado de ser mayor para este tipo de pacientes, por lo que López anunció que quedarán bajo estricto seguimiento: “Hemos hecho acuerdo con todas las EPS para que en estos 3 meses nos aseguremos de hacerles el control a 1’100.000 bogotanos que tienen alguna de estas comorbilidades“, indicó.

Si están descontrolados están en peligro“, concluyó la alcaldesa, enfatizando en la necesidad de no bajar la guardia con los mismos cuidados e higiene que se vienen recomendando, aunque sin aclarar de manera manifiesta si esto también cobija a los adultos mayores.