El periodista, que trabaja para La W, hizo el crudo relato del nuevo caso de inseguridad en Bogotá a través de su cuenta de Twitter. Lamentó que los criminales que los robaron a él y a su familia fueran apenas unos muchachos.

Romero expuso que estaba en la vía Bogotá-Choachí, en un recorrido con varios de sus familiares. Agregó que cuando llegaron al CAI Mirador decidieron ir a la Candelaria y caminar por el sector histórico.

Sostuvo que estaban detrás de la iglesia del barrio Egipto y tomaron por un callejón donde había varias personas tomando cerveza y niños pequeños jugando. Ellos les dijeron que la calle era cerrada por lo que se devolvieron; en ese momento, quedaron expuestos a los atracadores. 

“En ese instante, salieron aproximadamente unas 8 o 10 personas. Yo alcancé a ver varios revólveres, pistolas y cuchillos, todos estaban armados. Literal, nos emboscaron…”, escribió el reportero en la red social.

Amenazas con armas de fuego al periodista y a su familia

Romero, que puso de relieve que el hecho ocurrió a solo dos cuadras del CAI, señaló que un muchacho de unos 17 años le apuntó con un revolver plateado. A su prima la amenazaron con un cuchillo, mientras que a su mamá le apuntaban con un arma.

El hecho, afortunadamente, no dejó heridos ni muertos, pero Romero llamó la atención sobre la edad de los asaltantes.

“Algo que me dolió mucho fue ver una niña, que para mí tenía unos 16, 17 años. Ella nos amenazaba con un cuchillo gigantesco, sin embargo más allá de la situación que fue espantosa […] no he podido dejar de pensar en las circunstancias que la llevaron a dicha situación”.

Mas periodistas asaltados en Bogotá

El caso denunciado por Romero recuerda el atraco del que fue víctima Juliana Ramírez, a quien la semana pasada le pusieron un arma en la cabeza para robarla, en el noroccidente de Bogotá.

De hecho, la periodista de Noticias Uno denunció este lunes que sufrió un intento de extorsión que estaría vinculado al hecho.

Además, este episodio también trae a la memoria el caso de la periodista deportiva Juliana Salazar, que durante otro atraco resultó con una seria lesión en la que sufrió una fractura de tibia.