Peñalosa, en su diálogo con esa emisora, dijo que el proyecto del metro va de la mano con el Gobierno y que quien contrató los estudios que definieron que debía ser elevado fue la Financiera de Desarrollo Nacional.

Sobre la posibilidad de realizar un metro elevado, el mandatario de la capital señaló: “Aquí se habla mucha carreta […] el señor Petro decía que dejó todo listo, […] pero no dejó nada listo, absolutamente nada. Ni siquiera tuvo un análisis de beneficio-costo positivo. Nunca fue aprobado por un Conpes. ¡No había nada!”.

El alcalde siguió: “Para lo único que sirvieron esos estudios era para saber que ese metro [subterráneo] no se podía hacer“.

Peñalosa dijo que las condiciones de la capital no son aptas para construir un metro por debajo del suelo, y agregó: “Como serán de malos los suelos en Bogotá que, de la 42 al norte, no se podía usar tuneladora, sino que tocaba abrir un hueco de 30 metros de profundidad en la 13 y en la 11 […] entonces, los sabios, los ingenieros, fueron los que dijeron que el metro debía ser elevado“.

“El metro subterráneo nunca existió, no había posibilidad, nunca tuvo financiación, nunca tuvo nada […] de uno a cien, no había avanzado ni a uno. ¡Petro es especialista en hablar carreta!”, reiteró el alcalde.

Peñalosa finalizó diciendo que su administración sí deja un metro, y que en 4 o 5 años va a estar operando; “esa es la realidad”.