Según el alcalde, debido a que ya se abrió la Licitación Pública Internacional para adjudicar el proyecto antes de terminar el año, las obras tendrán que ejecutarse y no podrán sufrir ningún cambio.

“El próximo alcalde no puede hacer absolutamente nada para cambiar el metro, va a quedar contratado, y ojalá los ciudadanos tomen nota de quiénes son los que no quieren que se haga realidad esta obra que ahora sí tiene los recursos”, indicó Peñalosa.

Además, el mandatario advirtió que la Empresa Metro ya tiene a sus miembros designados, situación que también tendrá que ser respetada por la próxima administración.

“La Empresa Metro tiene nueve miembros, de los cuales tres son representantes del Gobierno Nacional, tres independientes, con un período de cinco años, y el alcalde solo tiene tres votos, así que no se pueden cambiar las cosas tan fácilmente”, afirmó.

Sin embargo, al respecto, el expresidente Ernesto Samper criticó la temporalidad del proyecto del Metro y dijo que Peñalosa le está haciendo “conejo” a la ciudad porque, en su pasada administración, prefirió el Transmilenio por encima de esa construcción.

Peñalosa respondió que las afirmaciones de Samper son falsas y lo llamó “narcofinanciado sin visa”.