El caso lo dieron a conocer la tía y la madre de la patrullera de la Policía, que en entrevista con Noticias Caracol contaron que ella llevaba cerca de nueve semanas batallando contra el virus, y que falleció cuando ya se estaba recuperando y cuando las pruebas mostraban que era negativa para la enfermedad.

“Es algo terrible, porque hace un mes y seis días falleció el papá por COVID-19, y Jenny Patricia duró dos meses y seis días luchando, y se nos infartó cuando ya estaba muy recuperada”, aseguró Berenice Páez, tía de la uniformada.

La mujer dijo, en el noticiero, que la patrullera Macías Páez, de 36 años de edad, “no sabía que su padre había muerto” por coronavirus en Caquetá, pero que aun así “sospechaba porque no lo podía ver en las videollamadas” que hacía con sus familiares.

La madre de la uniformada, Dolores Paéz, se mostró desconsolada al contar que su hija había cumplido el sueño de que la trasladaran a Florencia hace cuatro meses, pues quería trabajar cerca de sus padres para estar pendiente de ellos en medio de la emergencia por la pandemia.

“Yo sé que mi hijita era muy feliz, muy responsable y trabajadora con todo lo que tenía que hacer, y era muy feliz en la institución”, agregó la mujer.

Las dos familiares dijeron, en el informativo, que están agradecidas “con todo el apoyo de la Policía en Bogotá y en Florencia”, y el sacerdote Mecías Roble Gómez dijo que, de su parte, se está brindado acompañamiento en oración y apoyo psicológico. “Hay que implorarle a Dios, y es una invitación para todos los policías”, expresó el religioso.

Como la petición de la familia Macías Páez es que las autoridades le ayuden a trasladar el cuerpo de su ser querido para sepultarlo en Florencia, Caracol aseguró que desde la Dirección de la Policía se alista un vuelo humanitario para cumplir con esa labor.

También se conoció que la enfermedad afectó a unos tres integrantes de esa familia, pues el virus ya ha contagiado a 5.964 personas en la capital de Caquetá, según cifras del Ministerio de Salud.

De hecho, Florencia se encuentra en alta afectación por el coronavirus, y en el departamento ya se contabilizan unos 7.357 casos confirmados.