El también panelista de ‘La Luciérnaga’, de Caracol Radio, hizo un paralelo entre las elecciones de Samuel Moreno en Bogotá (2008-2011, cuando fue destituido) y de Daniel Quintero Calle en Medellín para el periodo actual (2020-2023), y también de parte del discurso de los dos mandatarios.

En su columna de El Espectador, por ejemplo, habla de un comienzo de sus administraciones con una imagen muy favorable y con la apuesta en el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones para el servicio de los ciudadanos.

“Viendo las decisiones y las actitudes de Daniel Quintero en la Alcaldía de Medellín, es fácil recordar el primer año de Samuel Moreno, dice puntualmente Gaviria al acudir a ese comparativo.

Sin embargo, no todas las similitudes tienden a ser positivas, y por el contrario se tornan en un ambiente inquietante. En su texto, el columnista acude a la influencia que tuvo en su momento Iván Moreno y a la que ahora tiene Miguel Quintero en las respectivas alcaldías, ambos hermanos mayores de los mandatarios.

Pero dejando a un lado el ya conocido pasado del exsenador Iván Moreno, condenado a 14 años por el ‘carrusel de la contratación’, Gaviria apunta hacia Miguel Quintero:

“Miguel, al igual que Iván en su momento, es el encargado de ajustar burocracia y acomodar contratos. Viene de trabajar con Luis Pérez y tiene manejo en el INDER, el Área Metropolitana y Metroparques como un comodín de contratación”.

En la misma línea, critica la gestión de Quintero en Medellín y dice que su alcaldía ha ido en “decadencia”, lo que atribuye a “una falta de conciencia de ilicitud, esa omisión grosera de las normas elementales que siempre viene acompañada de altanería y ambición”.

Todo ello, sumado a la polémica entorno al cambio de gerente de EPM y a “contratos que suenan y patrones burocráticos que truenan los dedos” le han costado a Quintero la confianza de los paisas en su gobierno, pues su aprobación entre los ciudadanos cayó del 72 % al 64 % entre octubre de 2020 y enero de 2021, según la encuesta de Datexco revelada esta semana.

Al pasar el tiempo, la desfavorabilidad de Quintero creció, tal como le sucedió a Moreno en su momento, recuerda Gaviria, y cierra con una sentencia: “La samuelmorenización parece el camino trazado por ‘Medellín Futuro'”.