Bolívar consideró que las marchas se dieron por un cúmulo de inconformidades sociales que detonaron por la reforma tributaria del exministro de Hacienda Alberto Carrasquilla. 

“El ‘florero de Llorente’ fue la reforma tributaria. Por eso, al retirarse [la reforma], la gente siguió en las calles por otras causas”, manifestó Bolívar, en un audio reproducido por W Radio.

Posteriormente, el senador argumentó que los bloqueos de vías derivados de las protestas han tenido un efecto negativo en la percepción del ciudadano del común. Esto, según Bolívar, ha causado que la gente ya no sienta simpatía por las marchas. 

“El bloqueo no beneficia la marcha porque lo que está haciendo es que la simpatía de la gente por la marcha, de más del 70 %, esa simpatía se voltea hacia el otro lado”, añadió el congresista en esa emisora. 

Gustavo Petro dijo que “el paro ya no tiene objetivos claros”

En una línea de pensamiento similar a la de Bolívar, también se pronunció en su momento el líder de la colectividad Decentes, Gustavo Petro.

El candidato presidencial también se refirió a los entresijos de las manifestaciones que en principio rechazaban la reforma tributaria y que se han venido extendiendo por más de una semana.

El pasado 7 de mayo, Gustavo Petro se pronunció en una reunión del grupo Defendamos la paz, en donde dijo que el foco de las movilizaciones se perdió cuando el Gobierno anunció que no seguiría adelante con la reforma y que ahí se tuvo que dejar de protestar. 

“En el momento en el que el Gobierno decidió retirar la reforma tributaria debió declararse el triunfo popular y frenar ahí”, expresó inicialmente. 

Sus palabras fueron difundidas en medios y en ellas el senador agregó que el paro nacional está tan sin rumbo, que sus dirigentes ni siquiera tienen conexión con aquellos que salen a manifestarse y chocar con la fuerza policial, por lo que no se sabe a ciencia cierta cuál es el motivo por el que se protesta. 

“Hay una distancia entre el comité del paro y la gente que está en la calle, no se conocen. La gente que está en la calle es la juventud popular, barrial, que quiere seguir luchando, pero en este momento ya no hay unos objetivos claros”, puntualizó.