El jefe negociador del Gobierno, Emilio Archila, contó al final de la jornada que la nueva reunión estaba programada para las 9 de la mañana, pero solo hasta las 7 de la noche se retomó.

El funcionario recordó que los avances del día anterior se dieron en gran parte gracias a la aplicación de una metodología especial propuesta por los propios promotores de la movilización.

No obstante, esa estrategia pareció quedar de lado este viernes. Según Archila, el comité del paro nacional volvió a pedir que se firmara un documento presentado el 24 de mayo, “tal como estaba”.

A raíz de esto, los delegados del Gobierno pidieron dos cosas: que se retome la metodología que dio buenos resultados el jueves, y que se incluya un punto enfático contra los bloqueos en el texto en cuestión, tema que solo se trató después de consolidado ese documento.

A raíz de esto, las conversaciones se volvieron a aplazar, esta vez para el próximo domingo 6 de junio.

Estas fueron las conclusiones del día, según Archila: