Ese día, la Fiscalía y la Defensoría habían confirmado la muerte de 27 personas durante los actos del paro, aunque aclaraban que solo 11 están probadamente ligadas a las protestas, 7 permanecían “en verificación” y 9 que no tenían relación con las movilizaciones.

Ahora, el último reporte de la Defensoría habla de 42 muertos en 14 días de paro. Además, el documento también recogió que 168 personas dadas como desaparecidas continúan sin ser localizadas, aunque el viernes se había hablado de 359 casos.

De las 42 víctimas mortales de las que tiene conocimiento la institución, 41 corresponden a civiles y una más fue la del agente de la Dijín, Jesús Solano.

Según los registros de la ONG Temblores, durante las protestas han ocurrido 40 casos de víctimas de “violencia homicida” por parte de la fuerza pública y al menos 1.956 casos de violencia física, que incluyen 28 agresiones oculares, así como 12 casos de violencia sexual.

Y es que varios agentes de la Policía han sido acusados por la muerte de algunas de las víctimas, lo que el Gobierno se ha comprometido a investigar de manera independiente para que no haya impunidad.

En ese sentido, la Inspección de la Policía Nacional y el propio presidente Duque señalaron que ya hay 62 investigaciones disciplinarias en la institución por las que fueron detenidos tres uniformados vinculados a la muerte de dos jóvenes baleados durante protestas pacíficas, mientras que la Fiscalía imputará a varios oficiales por los homicidios de otros tres civiles.