En su cuenta de Twitter, la mandataria capitalina dijo este miércoles que los acudientes “aún no han venido a recogerla”.

El caso no ha dejado de ser polémico pues la alcaldesa criticó que “los que llevaron a Karen irreponsablemente, siendo menor de edad, a una marcha y la involucraron en disturbios violentos, no la cuidaron antes, durante ni después”.

En redes sociales muchos desestimaron que las marchas se dispersaran en parte por tratarse de aglomeraciones durante la pandemia y criticaron a López por justificar la detención cuando antes defendía las marchas y manifestaciones.

Hugo Acero, secretario de Seguridad del Distrito, dijo a RCN Radio que Álvarez “se encuentra en un lugar de protección del ICBF y la comisaría va entregarla para que entre en protección”. Asimismo, dio a entender que no fue la única menor y detalló que los demás fueron entregados a sus papás.

La alcaldesa aseguró que “la Policía la trasladó a un centro de protección y comisaría de familia”, pero organizaciones defensoras de derechos humanos hablan de posibles irregularidades en ese procedimiento.

Según El Espectador, el Comité Local de Derechos Humanos de Suba defendió que la adolescente estuviera ejerciendo su derecho a la protesta y cuestionó que fuera “trasladada a la estación tercera de policía y, posteriormente, a la Comisaría de Familia de Engativá”.

También sostienen que con esto “se violentó el protocolo de traslado de menores” y aseguran que “la Policía se negó a entregar información veraz sobre el estado y la ubicación de la menor”, añadió ese diario.