Hoy, cuando comienzan a salir más ciudadanos de sus viviendas para trabajar en otros sectores de la economía, la empresa de transporte informó que dispuso del 100 % de la operación de su flota para atender, sin aglomeraciones, toda la cantidad de usuarios.

Una de las primeras medidas de prevención con las que amaneció el sistema fue la implementación de más funcionarios con megáfonos, en las plataformas, advirtiendo del uso obligatorio de tapabocas y guantes, y controlando el distanciamiento en las filas para subir a los articulados.

“Un metro de distancia, guantes y tapabocas son nuestra principal defensa”, asegura Transmilenio.

En ese proceso, en las primeras horas de la mañana, se evidenció organización y obediencia por parte de los pasajeros.

En los buses troncales, la empresa dispuso de letreros amarillos señalando: “Para proteger tu vida y la de los demás, no uses esta silla”. Los únicos puestos que se pueden utilizar son los que están al lado de las ventanas.

Las medidas de distanciamiento y prevención aplican para los tres componentes de la empresa: troncales, zonales del SITP y Transmicable.

Según Noticias Caracol, en la estación San Mateo (Soacha), una de las más congestionadas, el funcionamiento continúa de manera controlada y sin aglomeraciones.

Lo mismo ocurre en los 9 portales del sistema masivo y las estaciones que funcionan en este momento.

Cabe recordar que desde la Alcaldía Mayor se advirtió que si se supera el 35 % de la capacidad, Transmilenio cerrará su operación.