Ambas fueron difundidas en redes sociales, informó Citynoticias, medio que destacó que los inescrupulosos hacen estas publicaciones en cuarentena para aprovecharse de la necesidad de las personas en esta época.

Una de ellas está destinada a profesores a los que les prometían pagarles 2’450.000 pesos por dar talleres académicos, aunque el medio no especifica el modo ni el lugar.

Viviana Calderón, docente que denunció el caso, le dijo al noticiero que quienes hacían la oferta pedían pagar una planilla para acceder a la supuesta oferta.

Carlos Carreño, otro educador, le contó al medio local que, además, debía enviar su cédula y datos personales.

En el segundo caso expuesto por Citynoticias, varios ciudadanos fueron víctimas, pues en otra oferta laboral publicada en redes sociales les prometieron puesto como bibliotecarios.

Como no son profesionales en esa labor, les dijeron que necesitaban un curso especial por el que tenían que pagar 300.000 pesos.

Los incautos hicieron la consignación, pero luego se dieron cuenta de que fueron estafados: ni plata ni trabajo.

Autoridades consultadas por ese informativo recordaron que nunca hacen sus procesos de contratación por redes sociales ni piden dinero.