El fallo, conocido el pasado 27 de julio, además le exige a Iván Duque dejar de avocar a la Virgen de Chiquinquirá u otras figuras religiosas en redes sociales. Esto, luego de que el mencionado tribunal le diera la razón a un abogado que entuteló al presidente por un mensaje en Twitter que, según el tutelante, no respetaba sus derechos a la libertad de cultos, ni la separación entre la religión y el Estado.

Ante esa decisión se pronunciaron los 6 representantes de la provincia eclesiástica de Tunja, que firmaron el comunicado publicado en la web de la Conferencia Episcopal de Colombia.

Los autores del documento son los obispos de las diócesis de Chiquinquirá, Duitama-Sogamoso, Garagoa, Yopal, el arzobispo de Tunja, y el vicario apostólico de Trinidad, quienes se remitieron a la Constitución para defender al jefe de Estado.

“Nadie será molestado por razón de sus convicciones o creencias ni compelido a revelarlas ni obligado a actuar en contra de su creencia”, citaron los religiosos el artículo 18 de la carta política para reclamar que en Colombia “ni el presidente, los magistrados, gobernantes o alcaldes ¿no pueden ejercer sus propios derechos y libertades de conciencia y de cultos?”.

En su comunicado, esos representantes de la Iglesia católica preguntaron si lo ordenado por el Tribunal de Cali “¿no es una discriminación y exclusión de ciertas personas, sólo por razón de sus cargos, del ejercicio de sus derechos fundamentales?”.

También expresaron que “lo más sorprendente del caso fue la celeridad” con la que se resolvió la tutela, “en un país en el que miles de procesos reposan por años sin ser atendidos”.

Acto seguido, en el comunicado se enumeran 7 “reflexiones” y “respuestas” a propósito de la mencionada tutela, dentro de las que sobresale la cita que los obispos hacen del artículo 20 de la Constitución respecto a la libertad de expresión en el país.

“De modo pues que en nuestro territorio no existe el delito de opinión y que todos, incluido el Presidente de la República, somos libres de expresar nuestras convicciones religiosas, sin temor a ser sancionados”, dice el documento.

Cabe recordar que el mencionado trino que originó la tutela y su respuesta aún permanece en la cuenta de Twitter de Iván Duque, razón por la cual, según Caracol Radio, el mandatario enfrentaría un proceso disciplinario en la Comisión de Investigación y Acusaciones de la Cámara de Representantes, a donde fue remitido el fallo que sustenta el desacato en el que estaría incurriendo el presidente por no eliminar, en el plazo ya vencido de 48 horas, dicha publicación (la cual compartimos a continuación):