El hecho ocurrió este sábado en la noche, después de que el prelado entró con el muchacho a su sitio de descanso en el barrio León XIII, del municipio vecino de la capital, informó Noticias Caracol.

Ambos estuvieron juntos toda la noche y la madrugada, destacó el noticiero.

Un sacerdote, que mantuvo bajo reserva su identidad, y que el medio identificó como testigo (aunque no precisó de qué circunstancia), dijo que, sobre las 10:00 de la mañana del domingo, el joven se fue de la curia, al parecer, con las joyas, los anillos episcopales, el dinero y un celular del obispo.

Después de ser robado, destacó el informativo, el obispo fue hallado inconsciente en horas de la tarde del domingo y fue trasladado al centro asistencial.

El mismo cura, que según Noticias Caracol supuestamente sabe qué ocurrió en ese sitio, dijo que, por el testimonio de uno de los celadores de la diócesis, “los demás sacerdotes se enteraron de que el obispo había sido ultrajado, atacado, herido y robado”.

Agregó que por este tipo de comportamientos todo el mundo está juzgando a la Iglesia en general, cuando se deberían particularizar los casos.

“Estamos aterrados de las cosas que nos están pasando en la diócesis y con el obispo. Existen denuncias a los superiores eclesiásticos sobre su vida un poco licenciosa”, dijo el mismo sacerdote en Noticias Caracol.

Al obispo le dieron de alta este lunes, según el informativo, que agregó que un grupo de investigadores de la Sijín asumió el caso; Falla les contó lo ocurrido, pero no quiso hacer el denuncio.

Cabe señalar que Blu Radio dijo que, supuestamente, el joven acompañante le puso una sustancia a su bebida y lo durmió para robarlo.

Monseñor José Daniel Falla fue nombrado obispo de Soacha en 2016 y, según Noticias Caracol, desde ese momento, personas que trabajaron con él comenzaron a ver varias irregularidades en su actuar.