Ahora serán trasladados los buses que provienen de Sopó, Guatavita, Suesca, Tominé, Sesquilé, y otros municipios aledaños de la Sábana, como por ejemplo: Tocancipá, y los que vienen del parque Jaime Duque y Guasca.

Dicha información fue conocida por City Tv a través de un documento que le ordena a la Terminal la recepción de estos viajeros que van o vienen de los destinos mencionados.

Sin embargo, los intermunicipales de Zipaquirá, Chía y Cájica seguirán deteniéndose en el punto tradicional del Portal de la 170.

Según usuarios consultados por el mismo medio, aunque la Terminal queda a pocas cuadras del antiguo punto lo cierto es que muchos tardarán más tiempo en llegar a sus casas u oficinas, además que temen afectaciones en la prestación del servicio.

El propósito es reducir la oferta de los buses para facilitar el ingreso de los nuevos biarticulados, pues se aumentará la flota para algunas rutas de Transmilenio, sobretodo a las que se dirigen al occidente de la capital, citó City Tv.