Hace justo una semana, el Comité de Relaciones Internacionales del Senado había aprobado la nominación de Goldberg, quien reemplazará a Kevin Whitaker como representante de la Casa Blanca en Colombia.

Precisamente, en las últimas horas Whitaker reaccionó a la bienvenida que le dio Nicolás Maduro a las Farc en Venezuela y dijo, citado por Caracol Radio, que ese pronunciamiento queda demostrada “la continua torpeza de la dictadura”; además, señaló que ‘Santrich’ y ‘Márquez’, junto con todos los que huyeron de Colombia, traicionaron el acuerdo de paz y al país.

El diplomático agregó que “lo más importante ahora es que haya elecciones para que la gente sufrida de Venezuela pueda expresarse y escoger a sus líderes”.

Perfil del nuevo embajador

Será la segunda oportunidad en que Goldberg ocupe un cargo diplomático en Bogotá, después de haber sido coordinador del ‘Plan Colombia’ en la embajada de EE.UU. al inicio de su carrera.

Nacido en 1956 en Boston (Massachusetts), Goldberg fue embajador en La Paz desde 2006 a 2008; entre 2010 y 2013 ejerció como subsecretario de Estado adjunto para Inteligencia e investigación y entre 2013 y 2016 ocupó el cargo de embajador en Filipinas.

En agosto de 2016, dos meses antes de dejar ese puesto, estuvo en el centro de una polémica con el presidente filipino, Rodrigo Duterte, quien le llamó “hijo de puta” y “gay” porque el diplomático había criticado las bromas del mandatario sobre la violación y asesinato de una misionera australiana en una cárcel del país.

También ha sido jefe de la misión de la Oficina de EE.UU. en Pristina (Kosovo). Su último cargo en la diplomacia estadounidense fue como encargado de negocios en la embajada del país en Cuba, puesto que ocupó únicamente durante seis meses.